El autoconsumo solar es el uso de la energía que genera una instalación fotovoltáica, próxima al punto de suministro, para el consumo personal.

La razón más común por la que los consumidores están optando por este tipo de autoconsumo es la reducción de la factura de la luz, que no ha parado de subir este el último año. A esto le sumamos que, desde el 2019, el Gobierno está proporcionando subvenciones que permiten un ahorro del 40% en el coste de la instalación, ayudándonos a  recuperar la inversión rápidamente.

Si aún no lo tienes claro, en este post te vamos a indicar los principales beneficios de optar por el autoconsumo solar en tu vivienda o negocio.

1.  Reduce o elimina las facturas de luz

Como ya hemos indicado anteriormente, la factura de la luz en el último año se ha incrementado un 65% respecto a años anteriores. Esto ha supuesto que consumir electricidad represente gran parte de tus gastos mensuales.

Instalando paneles solares, puedes generar energía gratuita durante todo el ciclo de vida del sistema, que son más de 25 años. Podemos distinguir dos tipos de instalaciones:

–      Instalaciones con conexión a la red eléctrica:

Este tipo de instalaciones tienen como finalidad reducir entre un 50 y un 70% la factura de la luz. El usuario consume toda la energía que producen las placas solares pero, cuando no hay luz solar, se hace uso de la red eléctrica.

–      Instalaciones aisladas:

Estos sistemas no están conectados a la red eléctrica, por lo que elimina el gasto de luz por completo.. El usuario autoconsume la energía que produce y el excedente, que no es utilizado, se almacena en baterías solares para su uso cuando las placas no pueden funcionar.

2.  Subvenciones en la instalación fotovoltáica

El Gobierno está ofreciendo diferentes subvenciones de placas solares, para solicitarlas, simplemente hay que dirigirse a la web de cada comunidad autónoma y presentar la documentación necesaria. Los particulares se podrán beneficiar de una subvención del 40%, un 15% las grandes empresas y hasta el 45% las pymes.

3.  Excedentes de energía producida

Existe una modalidad de consumo fotovoltáico, en la que se recibe una compensación económica en la factura de la luz, por el excedente de energía que producen las placas solares, que no es utilizado, y que es vertido a la red eléctrica.

Esta energía excedente se registra en otro contador. Es importante matizar que con esta medida no se gana dinero aunque se produzca más energía de la consumida.

4.  Compromiso medioambiental

La huella de carbono es la principal culpable del calentamiento global en nuestro planeta, y en su mayoría, proviene de la quema de combustibles fósiles para la producción de energía. Por el contrario, la energía fotovoltáica, proviene de una fuente inagotable que es el sol y que no tiene ningún impacto negativo en la sociedad.

Sustituir las actuales fuentes de producción no renovables de energía por energía verde es una acción de la que nos tenemos que hacer eco todos los consumidores. Los esfuerzos individuales de particulares y empresas son imprescindibles para reducir las emisiones de CO2 en la atmósfera.

5.  Apuesta de valor

A pesar de que invertir en placas solares supone un desembolso inicial bastante elevado, en corto plazo se convierte en una inversión inicial de gran rentabilidad. Los inmuebles que cuentan con sistema de placas solares se venden un 4% más caros que el resto que no las tienen.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies