Según el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía. un español gasta de media unos 990 euros anuales en energía y, aunque estas cifras varían en función del tipo de vivienda y la zona climática en la que se ubica, lo cierto es que el principal gasto de nuestros hogares es el de calefacción.

Si a esto le sumamos que, en el último año, los precios de la luz se han disparado un 65%, es lógico que los consumidores busquen alternativas para reducir sus facturas eléctricas de cara al invierno para poder disfrutar del confort y bienestar de su hogar.

Siendo conocedores de este gasto,es fundamental saber qué sistema de climatización requiere nuestra vivienda, a continuación te vamos a dar las claves para encontrarlo.

Recurre a un profesional

A la hora de renovar una instalación de climatización, es muy importantel realizar un estudio sobre la demanda calorífica y frigorífica de la vivienda en función de sus características constructivas, su aislamiento, la climatología de la zona y nuestras necesidades de calefacción, refrigeración, agua caliente sanitaria y ventilación.

Opta por soluciones integrales

En función de las necesidades del usuario, se podrá optar por sistemas de calefacción o por soluciones integrales.

Las soluciones integrales nos aportan en un mismo sistema calefacción y refrigeración, consiguiente la temperatura idónea todo el año a través de sistemas flexibles, eficientes y respetuosos con el medio ambiente. Aunque la inversión inicial es elevada, proporciona un gran ahorro en gastos de instalación y en consumo.

A partir de elementos principales, como la aerotermia o la geotermia, que son los generadores de calor y frío, obtendremos los sistemas de climatización más eficientes combinándolos con dispositivos de salida, como emisores de baja temperatura. De esta manera, conseguiremos un

uno de los sistemas de climatización más eficientes del mercado.

Elige equipos eficientes y de bajo consumo

Los emisores de baja temperatura son equipos que ofrecen soluciones compactas ante cualquier fuente de energía y temperatura del agua. Ofrecen un elevado rendimiento gracias a sus intercambiadores de calor, son capaces de proporcionar un calor exacto de la temperatura para emitir la energía necesaria en cada estancia. De esta manera, logran reducir el consumo de energía.

Uno de los sistemas que más confort proporciona gracias a su homogénea distribución es el suelo radiante. Se trata de la instalación de una red de tuberías distribuidas de manera uniforme bajo el pavimento de la vivienda. Cuando el sistema funciona en modo calefacción, se hace circular agua cediendo el calor al ambiente, por el contrario, cuando funciona en modo refrigeración, el exceso de calor de la estancia se absorbe disipándolo hacia el exterior de la vivienda.

Incorpora sistemas de regulación y control

Para lograr la máxima eficiencia energética, será fundamental el uso de sistemas de regulación y control del sistema de climatización, controlando de esta forma el encendido, la temperatura de cada estancia, la monitorización de los consumos o la programación de los equipos.

Controla la ventilación

La correcta climatización requiere la consecución de una vivienda mejor aislada y más hermética, esto a su vez hace necesaria la renovación del aire interior. La instalación de sistemas de ventilación es necesaria para el mantenimiento de un ambiente saludable, libre de contaminantes y de la formación de humedades.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies